LA IMPORTANCIA DE LA SANGRE:

SUS COMPONENTES Y FUNCIONES

 

 

La sangre representa 1/13 del peso total del cuerpo humano (5 litros en una persona de 65 Kg de peso.) Circula por las arterias, los capilares y las venas. De color rojo vivo en aquéllas y oscuro en éstas. Está compuesta de una parte líquida, llamada plasma y una parte sólida que son las células: (glóbulos rojos o hematíes, glóbulos blancos o leucocitos y plaquetas.)

La sangre, impulsada por el corazón, se distribuye a través de las arterias y capilares por todo el organismo con el fin de transportar los elementos necesarios que permiten realizar las funciones vitales de las células del propio organismo (respirar, formar compuestos, defenderse de las infecciones, etc.). A través de las venas regresa a los pulmones y corazón.

 

La sangre, globalmente considerada, cumple las siguientes funciones vitales:

 

§   Respiratoria: Transportando el oxígeno a todas y cada una de las células de nuestro cuerpo y recogiendo el anhídrido carbónico generado en la combustión, para expulsarlo al exterior a través de los pulmones.

 

§   Inmunitaria o defensiva: Protegiendo el organismo debido a la presencia de los glóbulos blancos o leucocitos y los anticuerpos presentes en el plasma.

 

§   Excretora: Recogiendo los residuos y desechos para ser eliminados.

 

§   Transportadora: De proteínas, grasas, hidratos de carbono, hormonas, etc.

 

§   Reguladora: Manteniendo en equilibrio el agua y los iones en el organismo, así como la temperatura corporal.

 

Si consideramos por separado los diversos componentes de la sangre, éstas son sus funciones:

 

o        PLASMA: Es un líquido compuesto de agua, sales minerales y otras substancias necesarias para el normal funcionamiento del organismo y en el que se encuentran suspendidas las células sanguíneas. Son de gran importancia entre esas substancias las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono, así como los factores de la coagulación (para evitar las hemorragias) y los anticuerpos para combatir las infecciones.

 

o        GLÓBULOS ROJOS O HEMATÍES: Son las células sanguíneas más numerosas, contienen la hemoglobina que es la responsable de su color rojo característico. Transportan el oxígeno de los pulmones a los tejidos y se forman en la médula ósea. Tienen una vida media de cuatro meses. Cada persona tiene de 4.000.000 a 6.000.000 por milímetro cúbico. El exceso de glóbulos rojos se denomina eritrocitosis. El déficit de glóbulos rojos se denomina anemia.

 

 

o        GLÓBULOS BLANCOS O LEUCOCITOS: Son menos numerosos que los glóbulos rojos. Son los encargados de proteger al organismo contra los diferentes microbios. Una persona tiene entre 3.500 y 10.000 leucocitos por milímetro cúbico. En caso de infección aumenta el número para mejorar las defensas. Los polinucleares tienen una vida muy corta, menos de 24 horas.

 

o        PLAQUETAS O TROMBOCITOS: Son las células sanguíneas más pequeñas. Intervienen cuando se produce una rotura de los vasos sanguíneos. Se adhieren rápidamente en el punto donde hay que detener la hemorragia, dando tiempo a la formación del coágulo definitivo. Tenemos entre 150.000 y 400.000 por milímetro cúbico. Tienen una vida media de 4 a 5 días.

 

 

Anterior                       Siguiente

 

 

Inicio                         Página web de la Federación